El Supremo zanja el conflicto de la deuda perpetua con sendas condenas a la banca

El Tribunal Supremo parece decidido a zanjar de una vez por todas el conflicto judicial por la deuda perpetua de Eroski y Fagor. Acaba de emitir dos sentencias, una contra Laboral Kutxa el 30 de noviembre y otra contra el BBVA al día siguiente, en las que da la razón a los afectados en su reclamación. Ya antes de que salieran estos fallos, el alto tribunal había dado un portazo a las entidades financieras al no admitir sus recursos de casación lanzándoles el mensaje de que no acudieran a su puerta con este asunto.

En el caso de las dos sentencias recientes, las primeras del Supremo sobre esta cuestión, fueron los ahorradores los que apelaron al alto tribunal después de que las Audiencias Provinciales revocaran los fallos de Primera Instancia. Son dos expedientes muy diferentes -en uno se discute el perfil del inversor y en el otro la caducidad-, pero la conclusión es la misma: la banca debe devolver el dinero al cliente por no informarle bien de los riesgos del producto.

 

Leer la noticia completa, pinche aquí