El Ministro de Justicia defiende el “compliance” como una inversión empresarial

 El ministro de Justicia, Rafael Catalá, defiende que los modelos de cumplimiento (compliance) de las empresas en torno a la nueva responsabilidad penal de las personas jurídicas son una oportunidad de “inversión” para las empresas y rechaza que sea un “gasto innecesario”.

Catalá apuesta por crear “una cultura de cumplimiento que redunde en la confianza, seguridad y en el crecimiento económico de las empresas”. El ministro explica que “hemos ido a un modelo que no es propio de nuestra tradición jurídica, pero tiene mucho sentido en el tiempo que nos toca vivir”.  Además, declina que el Gobierno tenga pensado subvencionar programas de cumplimiento de las empresas. 
Leer noticia completa aquí