Las nuevas medidas económicas aprobadas por el Gobierno en el RD-LEY 11/2020, de 31 de marzo, para afrontar el impacto económico del Covid-19

El consejo de ministros ha aprobado este martes, 31 de marzo, nuevas medidas económicas, entre las que destacan las siguientes:

–       Moratoria en las cuotas de la Seguridad Social de Pymes y autónomo.
–       Expresa prohibición de desahucios.
–       Microcréditos a interés cero para pagar alquileres.
–       Moratoria de créditos al consumo.
–       Ampliación de la moratoria hipotecaria.

En concreto la moratoria en las cuotas de la Seguridad Social de Pymes y autónomos ha sido una de las medidas más reclamadas desde el comienzo de la crisis sanitaria. La medida aprobada consiste en una moratoria de 6 meses sin intereses para el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social de Pymes y autónomos, si se cumplen una serie de condiciones.

Respecto a las cuotas por los días trabajados de marzo y el pago de deudas se ha decidido aplazar hasta el 30 de junio, sin aplicación de interés alguno.

Todas las gestiones de aplazamiento de pago de deudas y las moratorias en pago de cotizaciones y devolución de ingresos indebidos en la Seguridad social se podrán realizar por medios electrónicos para ello se facilitará a las empresas y autónomos utilizar el sistema de remisión electrónica de datos (RED).

Las empresas tendrán que presentar solicitudes individualizadas por código de cuenta de cotización donde se relacione los trabajadores de alta respecto a los que se solicita la moratoria en el pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta.

Se concede un plazo de diez días naturales anteriores a los plazos reglamentarios de ingreso correspondiente a los periodos de devengo para comunicar solicitudes de moratoria a la Tesorería General de la Seguridad Social.

En cuanto a las deudas con la Seguridad Social cuyo pago reglamentario de ingreso tenga lugar entre los meses de abril y junio de 2020, se establece la posibilidad de solicitar un aplazamiento del pago de las mismas, siendo de aplicación un interés del 0,5 % (siete veces inferior al habitual).

Respecto a los autónomos que hayan cesado su actividad o visto reducida su facturación como consecuencia del COVID-19 al menos un 75% respecto del promedio de facturación del semestre anterior, tendrán derecho a la percepción del bono social si cumplen los requisitos establecidos en el art. 28 del RD-ley 11/2020.

Además, para aquellos autónomos que tengan suspendida su actividad, perciban la prestación por cese de actividad y no hayan ingresado en plazo las cotizaciones sociales a los días efectivamente trabajados del mes de marzo, se establece que puedan abonarse fuera del plazo sin recargo alguno.